Bueno cambianos un poco las cosas, o las recuperamos, ¿quién sabe?,
Cuando inicié este blog estaba convalenciente y era multitemático, como se encarga de enunciar el banner de entrada.
Con el paso del tiempo se centró más en la escalada. Era lo que tocaba, y ya que hacer la entradas consume su tiempo y era mejor centrarse en lo que parecía más prioritario.
Durante ese tiempo echaba de menos el resto de actividades y uno de de los leit motiv lo desarrollé como texto de encabezamiento. No lo guardaba pues no era algo generado por mi, aunque fuera una mera descripción de una excursión, sin más; sino que cada texto nuevo sobrescribía al anterior.

Con el paso del tiempo he echado en falta que esos textos, copias directas de los hablado o leído en diversos media, no quedaran guardados y a disposición de quién los buscara.
Así que he decidido almacenarlos como entradas en el blog.
No hace falta avisar, creo, pero lo recalco que son mis gustos, que la emoción que despiertan dependen del momento en que me encuentre y de un visionado muy continuado, a veces, de la materia a la que hacen referencia y que "para gustos colores".

Suerte, bienvenidos al Caos (esa escalera que se sube) y que los disfrutéis.

====================

También tengo que dejar constancia de que gracias a Google ahora tengo más problemas a la hora de diseñar las entradas del blog.

Google ha eliminado el programa Picasa y lo ha sustituido por Google Fotos.

Eso ha cambiado la forma de tenía de gestionar mis fotos y mis álbumes por otra en la que, para mi gusto, no tiene la misma plasticidad; y sobre todo el emplear imágenes para ilustrar el blog ya que ahora no se puede “Insertar fotos o álbumes en sitios web”.

Hay entradas guardadas y programadas que no han sufrido daño pero otras sí. Desconozco si hay alguna entrada antigua que se haya visto alterada por “esta mejora”.

Para las entradas de reciente creación he tenido que buscar otro servicio y he recurrido a la competencia, a Flickr de Yahoo; y adaptarme a su forma de gestionar.
La gestión de las fotos y álbumes me parece un poco más engorrosa que la que ofrecía Picasa, igual cuando lo tenga más por la mano lo veo de otra manera, pero permite insertar/añadir imágenes en el blog.

Entiendo que Google no quiera perder terreno ante la competencia y quiera adaptarse a las actuales corrientes sociales pero Google se ha hecho el gigante que es porque ofrecía a la gente lo que ésta pedía y lo que necesitaba. Cambiando un servicio a peor, ya que para mi restarle competencias a lo que ya ofrecía es a peor, Google se está convirtiendo en una empresa perversa pues ya no ofrece al usuario lo que éste demanda sino que desde su posición obliga al usuario a adaptarse a lo que se le ofrece, un “o lo tomas o lo dejas”.

Por comentarios que me han hecho lectores del Blog hay dificultad para ver algunas de las imágenes y para poder descargarlas. Por lo que he visto, a pesar de que se trata de fotos subidas a álbumes de carácter público, con la remodelación de Picasa a Google Fotos hay imágenes que se han transformados en privadas, por la cara, y han dejado de ser accesibles a todos los públicos. Como revisar las más de 700 entradas que hay actualmente es inviable recomiendo que si alguien está muy interesado en alguna imagen se onga en contacto a través del correo del blog e intentaré arreglarlo o hacérsela llegar.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Boixar Report


A fin de parte de la mañana y de la tarde combinar
visitamos de nuevo, en Montserrat, el Clot del Boixar,
que se está convirtiendo en una especie de hogar.
A l’agulla Brokol el pie de vía fuimos a plantar,
y en las líneas en que nos pusimos a calentar
otros se sintieron desanimar.
Es lo que tiene Ca La Montse cuando en visitar
mucho la haces esperar.

Chu en La Batalla Pantone, 6b+ de l'Agulla Brokol

Era un día para escalar sin pretensiones
ni liarse en sagradas misiones
Por esa intención inicial estoy algo desmemoriado
y en la descripción me estoy atascando,
todo para acabar relatando
que todos al Dr Malurus acabamos consultando.

Roger en Bocata de Siluro, 6b en la Placa Bambol

El citado Doctor es una eminencia,
pero para pagar su sentencia,
has de estar a la altura de su exigencia.
En caso contrario te hará acudir con recurrencia,
para exprimirte el cuerpo a conciencia.
Sólo en un paciente acertó con su ciencia,
y el resto, cargados de paciencia,
deberán esperar otro día para su benevolencia.

Aram en Dr. Malurus

Solvente con éxito esta cita,
y a pesar de todo, una inquietud me recorría.
Sabía que tranquilo no me quedaría,
y que la insatisfacción en la vuelta mi compañera sería,
si el reto de montar la Ninotauro no sentía.
Muy golosa y asequible es la vía,
y aunque en la entrada, sin ser lo más difícil, me va la vida.
de ella, y del día, con dos paradas me despedía.

Escalador en El Fitot

martes, 23 de septiembre de 2014

El Barranc de Sant Miquel [L'Olla de Sant Miquel] (Alòs de Balaguer)


La zona de escalada conocida como El Barranc de Sant Miquel está ubicado en el Barranc de Sant Miquel, cercano a la población de Alòs de Balaguer en la Noguera leridana. Esta formación rocosa, de barranco sólo tiene el nombre, pues las dos paredes se juntan tanto que entre ellas sólo queda un estrechísimo desfiladero, y, en realidad adopta la forma de una herradura, que hace que el calor del sol se concentre de forma elevada en ese punto, pues el viento de debería discurrir entre las paredes del barranco es nulo/escaso; o sea que es una olla.


Arriba, panorámica global de la formación rocosa.
Abajo: Panorámica de la fracción equipada

Y de cara a planificar una jornada de escalada en este sitio ese es el detalle más importante que hay que conocer, y el que más hay que tener en cuenta. Toda la información sobre la pared, incluso la gráfica está centrada en su lado derecho, que es el que tiene las vías de escalada deportiva, y en ningún momento se informa, ni se muestra, de la globalidad del lugar.
Es un lugar aislado, tranquilo, llamativo pero no espectacular y con vistas bastante buenas. Apareció referenciado por primera vez en la guía Lleida Climbs segunda edición.

ACCESO.-

Tal como subimos nosotros la mejor opción es llegar a Alòs de Balaguer vía Baldomar, tras pasar previamente por Artesa de Segre.
Inicialmente el mismo camino que utilizaríamos si fuéramos a Vilanova de Meià desde BCN.
A2, salida 508 llegando a Tàrrega, C-14 dirección Agramunt. Llegamos al cruce de caminos y continuamos por la C-26 dirección Artesa de Segre.
Al poco de entrar en Artesa de Segre, a mano izquierda, encontramos unos indicadores dirección Baldomar, Clua…
Nos introducimos en las calles de Artesa y con un poco de intuición llegaremos a otro grupo de indicadores que ya nos pone en el buen camino.
Llegamos a Baldomar por la LV-5137.
Y continuamos por esta misma carretera hasta Alòs de Balaguer.
Llegados a Alòs y tras pasar el Hostal El Molí, nace una carretera a mano derecha, con múltiples señalizaciones y opciones de viaje.
Nosotros tomamos la dirección señalizada con Alòs Nord y Sant Mamet.
Es una carretera asfaltada que circunda la población, tras pasar un área de barbacoas tiene un curva de izquierdas muy cerrada, casi 180º. De esa curva nace una pista forestal en buen estado. Hay varios indicadores, todo consiste en seguir el que nos indica Cim de Sant Mamet hasta llegar al parking.
Como referencias nos encontraremos a mano izquierda con un cruce de pistas (3) con la señal de La Massana, Embassament de Camarasa, Cim de Sant Mamet; y más adelante la pista se bifurca en dos, el ramal de la derecha nos conduce a los Corrals del Magre; nosotros hemos de seguir recto.
Tras este cruce hay que estar atentos a una curva cerrada de izquierdas. En lu dado abierto tenemos que visualizar una serie de fitas/hitos, si las hierbas no los han tapado, que nos marcan el inicio del sendero de acceso.
Unos pocos metros más arriba, a mano derecha, hay una pequeña explanada que hace las veces de parking.
En teoría desde Alòs de Balaguer hasta este punto hay 1,5 km.


1.- Fuente y señalizadores de caminos.
2.- Inicio pista a Sant Mamet;
3.- Triple cruce de caminos;
4.- Recto a Sant Mamet y derecha a Corrals del Magre

Ya puestos en el inicio del sendero vemos al final nuestro destino, y pensamos: ¿¡20 minutos!?
En su inicio el sendero tira recto, pocos hitos y mucho vegetal; hay que mantener la horizontal.
Llegamos a una fita que marca que el sendero desciende por la pendiente y un árbol de gran tronco que lo protege.
La bajada hasta el fondo del barranco es suave y mantenida, señalizada por abundantes hitos.
Nada más llegamos al lecho del riachuelo hay que volver a subir, tal cual.
Hitos muy abundantes, a partir de ahora, fácilmente visibles, a veces acompañados de una barrera rocosa que redirecciona nuestro camino, es un tramo del sendero en ascenso suave, continuo y mantenido, que nos acerca a la pared hasta prácticamente alcanzar su altura. Se suaviza la pendiente y a pocos metros de pared, baja suave hasta conectar con la repisa que nos hará de pie de vía. Todas las vías nacen desde esta repisa.
En total 35 minutos.
Puede que un poco menos pues mi compañero tiraba algo más fuerte y se paraba a esperarme, pero de 30 minutos no baja a menos que seas de los que tiren fuerte y rápido (y conozcas el camino)
Para regresar empleamos el mismo tiempo: 35 minutos. Igual porque vas más prevenido de no resbalar con las piedrecitas que hay por el camino.
La repisa recorre toda la pared y es similar a la que encuentras en Bellavista, Siuranella centre o Can Paulet; por ejemplo.

5.- El parking desde el pie de vía (y a 20 aumentos);
6.- Hito en el inicio del sendero;
7.- Árbol que marca el descenso;
8 y 9.- Hitos

ESCALADA.-

La pared donde están ubicadas las vías tiene una estructura peculiar.
Nosotros estuvimos en las vías de la izquierda del todo, por lo tanto expondré según lo que encontramos allí.
Los primeros metros tiene un aspecto y tacto que recuerda a la arenisca.
Gran parte de la zona media es de un calcáreo rojo con aspecto de estar muy fragmentado. Hay momentos en que la roca no inspira mucha confianza pues da sensación de fragilidad.
Los metros finales con de calcáreo gris compacto y muy bueno.

La altura de las vías oscila entre los 30-35 de la zona izquierda hasta los posiblemente 50-60 de la zona central. Es recomendable acudir con una cuerda de 80.
Dificultad, sobre reseñas, del 6c+ al 8a (?), predominan el 7b y el 7c.
Itinerarios equipados con material zincado, tanto chapas como paraboles. Reuniones de anilla. Aún tiene poca vida, el magnesio de los agarres es testimonial y más que posible que aún se saneen más en el futuro.
Seguros un poco más lejos del estándar habitual, alejillos bastante asumibles, con el pero de la segunda chapa, que no mola mucho que esté a misma distancia que el resto.

Casi dos tercios de la vía discurre sobre placa vertical y el tramo final se inicia con un repecho.
Entonces las líneas son una combinación de escalada de continuidad, bien sobre agarres generosos bien sobre presas pequeñitas, en la que hay que conservar la verticalidad y el equilibrio, para encarar un paso, o tramo, más tenso en el repecho superior, al producirse el cambio de roca en los metros finales.

Pie de vía

No hay nombres al pie de vía.
El pie de vía es una repisa, los sitios en que más se estrecha se ha ubicado una cuerda fija a modo de quita-miedos. Los normal es que sea funcional y haya lugares en que hace como una placita y se puede ubicar el campo base con comodidad.
En este punto las dos paredes del barranco convergen la una sobre la otra y forman una herradura. Aunque estes en una repisa unos metros por encima del suelo y el viento tenga una buena circulación por la zona alta de la paredes, el lugar es una olla que concentra el calor.
La orientación es sud-oeste.
Sombra por la mañana hasta las 12 (en el mes de abril).
A nosotros, que estábamos en el extremo izquierdo de la pared, en el mes de septiembre el sol nos llegó a las 13:30 h.

ESCALADA INTERRUPTUS.-

La zona sale referenciada en una entrada de Pijuclimb. Por la descripción que hace de las vías (su longitud, características y otorgándoles una valoración de “molt suau”) pues lo puse en mi punto de mira. A priori no hay vías donde calentar de forma agradable, pero por los comentarios se daba a entender de que, al menos, podía deparar una buena jornada de escalada.
Con una previsión atmosférica a priori decente para ir a escalar a ese lugar y con las descripciones de la guía Lleida Climbs, Aram y yo nos plantamos en ese lugar. La previsión atmosférica no se equivocó y las indicaciones de la guía pecaban de imprecisión.
Atmosféricamente hablando por la mañana hizo la niebla que estaba prevista, hasta cerca de las 13 h. En teoría después era una sucesión de sol y nubes; pero las nubes debían estar muy ocupadas o llegaban con mucho retraso. O sea que el sol empezó a pegar.
Yo lo llevé bastante bien y a pie de vía aseguraba sin grandes agobios, pero a Aram le sentó fatal y tuvimos que interrumpir nuestra jornada escaladora.
Ya con el sol de pleno, cuando empezamos a escalar nuestra segunda vía, el rato en que estuve escalando mi Eddy (asegurador) quedó a pleno sol y al cogerlo estaba ardiendo (no calentito); en la misma situación encontré los pies de gato en mi último pegue pues quedaron expuesto al sol en el pegue de Aram, era como si de pronto mi gatos tuvieran y estuviera encendida a toda pastilla. Y no es porque no hiciera aire pues de media vía para arriba estabas divino.

El detalle de que este sitio era una olla, nos era desconocido. Como nos era desconocido el tiempo real de pateo hasta el pie de vía. Es diferente que te planteen una situación en que has de patear 20 minutos, andando normal, a otra que tienes que pasar de la media hora, andando normal. La mentalización con la que acudes es diferente. Si hubiera sabia estos dos detalles es bastante probable que hubiera dejada esta aventura para una época estacional algo más propicia.
Ya que habíamos llegado hasta allí, pues ya completamos, y de cara a un futurible día sabemos lo que hay de primera mano.

Aram en Om

Nos dirigimos al grupo de 4 vías sito a la izquierda de todo reseñadas como:
Om, 6c+;
Mani, 7a;
Padme, 7a+ y;
Hum, 7b
Todas ellas muy cercanas, de altura similar (la Hum es más larga), de dificultad creciente y que puedes montar pasando de la una a la otra sin grandes problemas.

> Om, 6b (Orientada de 6c+).
Vía de continuidad, sobre agarres generosos, incluso en primer repecho; de ir haciendo y reposando sin estrés. Paso difícil de ver, no muy complicado, al entrar en el segundo repecho trámite hasta la reunión. Nar-i-nan.
En su primer tercio comparte alguna presa con la vía de la derecha.

> Mani, 6c (Orientada de 7a).
Similar a la anterior, más difícil evidentemente.
Tras una curiosa entrada, técnico-postural, nos encontramos con una placa vertical que comparte algún agarre con la Om y de ir haciendo. el primer repecho es fácil de hacer saliendo por su derecha, sin complicarnos la vida, y hasta que no atacas el segundo repecho la sensación de dificultad no es muy diferente de la Om.
En el segundo repecho encontramos un paso duro, que es lo que da el grado, con unos pies muy pobres.

Aram en Mani

> Padme, 6c+/7a (Orientada de 7a+).
Esta vía es un 10; una estructura similar a la Mani pero más difícil.
Misma entrada que la Mani para a partir de la segunda chapa atacar un largo paño de pared consistente en una sección de continuidad sobre agarres pequeños, muy mantenida, difícil de ver, de forma caracoleas bastante, pero que al ser vertical es cuestión de equilibrarse bien, teniendo tiempo de sobras para mirárselo con calma. En el repecho nos aguarda una sección dura y tras un paso técnico otra llegada durilla a la reunión.
Yo me lió con el paso técnico, por un fallo en la visual, y se me rompe un agarre cuando se podría decir que lo tenía casi todo hecho.

Y ya no hubo tiempo de más; me hubiera gustado darle otro pegue para ver si la encadenaba y no quedaba pendiente; y probar alguna vía más, pues el día aún tenía horas, pero Aram ya estaba tocado y… hay más días que longanizas.
Queda pendiente para otra ocasión, que no se yo cuando será.
Si ha alguien le interesa el lugar en Pijuclimb tiene información sobre otras vías de la zona.

Panorámica desde el parking

jueves, 18 de septiembre de 2014

Obsessió Y Vicio


Nueva visita a uno de los lugares en los que me encuentro a gusto escalando en verano: Tartareu.
Está un poco lejos de casa, en el límite permitido para mis gustos, y para aprovecharlo a fondo es mejor el sábado que no el domingo. Los que normalmente solo escalamos uno de los dos días del fin de semana ya se sabe.
Permite salir de casa a una hora relajada, a las 10 en nuestro caso y llegar cuando aún hay mucho sol en la pared, sobre las 12, pero con alguna vía asequible ya a la sombra para ir calentado.
Subo con Mauro. No ha visitado nunca esta zona. Ha hecho sus deberes en internet y trae en mente un sector en particular y un listado de vías “recomendadas” por los blogueros de turno.
En esta ocasión hemos visitado el sector conocido como L’Obsessió De Tibar. Creo que fue el sector de mi primera visita, hace muchos años, y no había vuelto a él.

El pie de vía

De cara a este sector hay que decir:
- De las dos guías en que está referenciado, la más completa tanto por vías como por ubicación dentro del conjunto de la pared es Salvatge Oest. En cuanto a Lleida Climbs, la primera guía sólo aporta la mitad derecha del sector (la de las vías con grado más duro), con el agravante de que en lugar de tener una numeración propia hace continuar la empezada en el sector Ànima Negra, con lo que parece que ambos sectores estén el uno a continuación del otro. No es cierto. Entre ambos sectores hay otros dos: La Cara de la Mort y El Cavall de Troia. Esta situación se ha corregido en la segunda edición de esa guía; el sector L'Obsessió De Tibar está al completo y con una numeración independiente de otros sectores.
- A diferencia de otros sectores no hay nombre al pie de cada vía. Con ambas guías puede ser algo complicado situarse. El croquis de la Salvatge Oest no es todo lo claro que debiera y Lleida Climbs 2ª edición es a base de foto, con la arboleda tapando la mitad inferior de la pared; pero hay tres vías con el nombre puesto, lo que ayuda a situarse.



- Se puede acceder tanto desde lo que se conoce en las guías como P1 como desde el P2.
Desde el P2 es bastante directo y si tienes en mente este sector es el más recomendable. Subes por la pista, atraviesas por el campo de olivos, pasas por delante del sector Tocho Mocho y el sendero te deja en el sector Cavall de Troia, y luego solo has de girar a la derecha. Hay hitos pero muy aislados.
Desde el P1: Una vez llegas al pie de pared, tras subir por la pista cementada, has de seguir el pie de la misma. En alguna ocasión el sendero abandona la pared para meterse un trecho en el bosque. Es un acceso un poco más largo y un poco ginkama; no es desagradable.

El día fue un poco peor que el de la última visita. Las moscas estaban rabiosas y no paraban de incordiar, y había humedad, escalabas a pelo y notabas como los agarres se iban humedeciendo. Con un poco de viento se hubiera estado mejor pero ese día, al menos en este sector, no hubo ni una brizna.
Mientras Mauro cumplía con sus expectativas, yo no tuve el día. En la primera vía no haces mucho caso pero en la segunda ya me dí cuenta de que ese día, no era un buen día. A los habituales problemas y limitaciones de movilidad hubo que sumar que los movimientos tensos costaban más de lo esperado, y que mi recuperación de la carga acumulada era más lenta de lo habitual.
Inicialmente, dada esta situación, ataque vías de grado bajo, y gracias a mi visión de la jugada y la experiencia escaladora acumulada debí acertar con las más difíciles y a bloque de este sector.
Por suerte al final del día conseguí llevarme un 6c+ a vista bastante competente.

Mauro en K Dios Reparta Suerte, 7a

Las dos primeras vías del día comparten la características de que la primera mitad del paño de pared esta como muy roto, fragmentado, no inspira confianza y están equipadas como si fuera un paño de roca compacto y de buena calidad. No inspira mucha confianza.

> Sortida d’Emergència, 6a+.
Llegar ya a la primera chapa ya es toda una prueba. Chapas la primera cinta de la vía de la su izquierda, mientras te lo miras todo con cuatro ojos, y cuando te has asegurado en la primera chapa pertinente de esta vía, deschapas la anterior.
Es una línea de continuidad sin grandes problemas.

> Un Matecito Por Favor, 6b+;
Mauro ve esta línea como muy asequible para el grado que marca la reseña y me digo que... ya que estoy delante…
Nada más empezar ya veo porque a Mauro le ha ido bien; yo tengo dificultades para meter los dedos donde a él le caben perfecto y él tiene más envergadura que yo para hacer el cruce; y para colmo saliendo del paso me agarro a un canto muy bueno, y... nos vamos él y yo para abajo. Era un agarre muy lógico y a nadie se le había roto hasta ese momento.
En la última chapa tienes otra sección extraña. Difícil si tiras recto pero puedes encontrar un camino más asequible por la derecha, por donde sube la Sortida d’Emergencia (comparten R).

Mauro en Un Matecito Por Favor

Llego al suelo cargado del antebrazo. Tras encadenar Mauro como si nada K Dios Reparta Suertes creo que es mejor rebajar un poco la dificultad, a ver si escalo más a gusto. Escojo dos vías de características muy similares, ambas tienen un bloque al poco de levantarte del suelo y luego son softclimbing hasta la reunión.
> Calma Xixa, 6b.
Es un trazado al que va bien echarle un buen vistazo desde el suelo para ubicar algún agarre que luego quedará oculto, poco visible.
Pasos sobre regletillas nada más salir de la primera chapa, con un movimiento largo a un agarre algo oculto, y que hay que trabajárselo un poco. Para chapar la segunda es mejor desde un agarre por encima de la chapa.
> Buenos Aires, 6c.
La sección a bloque de esta línea, por lógica, es más dura que la de la anterior. Tanto que no sólo entreveo la secuencia correcta, sino que, al contrario de la anterior, ni me acuerdo de los agarres que hay ni de su ubicación.
Un desastre.

Mauro ha matizado un 7b/b+, La Gula del Norte, y durante su periodo de descanso y ya de cara a aumentar el desastre del día me meto en un problema algo más difícil de lo que había probado hasta ahora.

Mauro en La Gula Del Norte, 7b/b+

> Mascarpone, 6c+.
Trayecto muy atlético, ya desde la primera chapa, sobre buen agarre que tiene dos secciones, la primera es una placa vertical con un repecho antes de atacar la segunda mitad, un labio desplomado sobre buen agarre.
Tiene el pequeño inconveniente en que hay un par de secciones en que se junta demasiado con el trayecto que sube por su derecha, llegando a compartir algún agarre.
En el primer pegue me lió en el repecho central (fue todo un éxito llegar a la 5ª chapa sin caerme), y luego el sudor de las manos no me deja trabajar bien la llegada a la reunión.
Trabajo el repecho central saliendo por la derecha pues recto no veía agarres decentes, y si había algo se superaba el 6c+ con creces.
Encadeno en el segundo solventando los problemas que tuve en el primero y magnesiándome bien las manos en el tramo final.

Mauro ha encadenado su 7b/b+ y ha dejado las cintas puestas en su segunda apuesta.
Yo, para no ser menos y aprovechar bien el dia aunque sea arrastras, atacó el 6c+ sito a la derecha del anterior.

> La Calle Del Vicio, 6c+.
Problema similar al anterior mitad inferior placa, mitad superior labio desplomado, pero con un enfoque muy diferente en su primera sección.
Esa sección es una sucesión de movimientos tensos muy mantenida, con un paso largo al principio, sobre agarres lo suficientemente decentes para poder descubrir las maniobras gestuales, con un poquitín de ayuda por la ubicación de los seguros.
Tras superar esta sección el resto del problema discurre sobre buenos agarres y movimientos atléticos.
Un buen y distraído problema, de vicio, que logro resolver a vista y que me alegra el día.

Mauro en Tros de Talos

Después de esto, y aunque aún podría hacer otra vía, yo activo el modo conservador pensando en no dar más trabajo a la cadera y en la vuelta hasta el coche.
Maura pone sitio a pero a él también le pasa factura el cansancio y tras el segundo pegue ya es el momento de recoger trastos, ir en busca del vehículo y regresar a casa.
Llegando al vehículo, y poco antes de la llegada de la oscuridad al parking, saludamos a Ela y compañía. En teoría teníamos que haber escalado juntos pero la cobertura móvil es de pena, o sea inexistente, en el pie de vía y no hubo manera de comunicarnos entre nosotros. Curiosamente coincidimos a la hora de marchar.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Trabajos Comunitarios'14 (Parte II)


Los dolores de cadera ganan y prefiero seguir equipando en esta pared de la que se puede decir que aseguras desde el balcón de tu casa, con la música de los camiones y coches que circulan sin descanso por la carretera; mientras tiendes la ropa; ente pinza y pinza te dedicas a dar cuerda y recuperar.
Tengo otros lugares en mente pero son más lejanos, contando también con el gasto en gasolina, y en ocasiones tienen un acceso algo más complicado.
Ya vendrán tiempos mejores, espero.

Material empleado:
Tensores de anclaje químico mimetizados en gris y marca Fixe.
Chapas con anilla mimetizadas en gris, de acero inoxidable, y marca Fixe.
Chapas de acero inoxidable, mimetizadas en gris, de la casa Fixe.
Resina epoxi modelo Anchorfix2 de la casa Sika.
Paraboles de acero inoxidable de métrica 10, largos, comercializados por Hilti.
Paraboles de acero inoxidable de métrica 10, largos, comercializados por Fixe.
Anclajes de expansión tipo Triplex comercializados por Fixe
Paraboles de acero cincado de métrica 8 y chapas de métrica 8 bien de aluminio como de acero cincado en puntos ocasionales, bien para entrar en la vía, bien como punto de anclaje para el asegurador en el pie de vía.
5 Chapas de hierro zincado, mimetizadas en color tierra, acompañadas por sus correspondientes paraboles a juego, comercializados por Fixe

Cada itinerario se limpió lo justo, siendo posible que en las primeras escaladas aún que desprenda algún pequeño fragmento rocoso.

La Otra Acera, A0 y 6b/b+.-
Paraboles, 8 seguros, reunión de argolla y unos 23 metros de altura.
Es una tecnovía, por dos motivos
El primero es inevitable. Para situarse en la vía y salvar la pulida placa inicial hay que anclarse en la segunda chapa, bien haciendo un A0 en una chapa anclada con un parabolt del 8, bien montándolo con una caña.
Es posible que sea factible trabajarse la entrada a bloque, sin el A0, pero entonces la dificultad de la línea se dispararía mucho; sería un desfase para lo que es resto de la línea. Bloque morfológico para los puristas.
El segundo es que para salir de esa chapa nos encontramos con un paso intenso y duro.
Es factible hacerlo de dos maneras.
Limpia, para gente alta o con mucha envergadura.
Con un picado, pensando en gente más bajita. Está ubicado en un lugar bastante intuitivo, no es visible a simple vista. Este movimiento únicamente permite entrar en la vía, sigue siendo duro
Los puristas únicamente han de ignorar este picado pues no alteraba nada de lo que podría ser útil para salvar este tramo, y, que admite estas dos soluciones.
La mayor parte de la línea es de ir haciendo con muchas repisitas donde ir reposando e ir buscando con movimientos asequibles. En los metros finales hay un repecho que la tensa un poco, pasos atléticos sobre buen agarre y un aleje para llegar a la reunión. Sin contar con la dura entrada el resto de la vía no pasaría del 6a+.

Crisis?, What Crisis?
, 6b+/c?.-
Vía equipada con tensores, unos 9, y de cerca de unos 23 metros de altura.
Otra tecnovía o línea arreglada para que la dificultad tuviera un punto de homogeneidad, y no estuviera ni excesivamente concentrada en la entrada.
La entrada es dura y también se retocó para facilitar su resolución; pero no lo tengo muy claro de que la ayuda sea verdaderamente muy notable. No es un regalo.
Se retocó un apoyo en la entrada para que un pìe tuviera mejor apoyo de cara al dinámico, lance que hay que hacer.
Como la anterior, es un entrada dura (a bloque) y desfasada para el conjunto de la vía.
Se equipó pensando en combinar combinar la opción más lógica y fácil con la más interesante.
La llegada a la reunión desde la antepenúltima chapa se ha orientado para que se ataque desde la derecha en lugar de hacerlo desde la vertical izquierda. La opción izquierda ofrecía una sección vertical discretamente ramposa y sobre agarres bastante buenos y la opción derecha también tiene buenos agarres pero es más vertical, incluso con un discreto desplome, y de movimientos más atléticos.

Babia, V+.
Unos 7 seguros, sin contar la reunión de argollas.
Roca con algo más de fragmentación y fragilidad que otras líneas, sobre todo en el tercio central. Se limpió mínimamente pero será inevitable que continúen saltando piedrecitas hasta que quede bien saneada.
El trazado sigue la tónica habitual de esta zona pero el repecho de entrada y la fisura central le dan algo de variedad. No falta el discreto repecho de llegada a la reunión.
A la salida de la última chapa hay un gran bloque muy aéreo que es casi obligado trabajárselo para salir. Se intentó mover, desestabilizar y tirarlo pero no hubo manera de debilitarlo, se mantenía sólido. Se optó por reforzarlo con la poca resina que me quedaba.
Como el pie de vía es una repisita algo estrecha se ancló una chapa para que el asegurador tuviera una posición más estable.
No es para tirar cohetes pero cumple.

Hormiga Atómica, 6a/a+.
8 seguros sin contar la reunión de anillas.
Línea básicamente de continuidad con un repecho atlético y un paso técnico en el último seguro.
Línea encajada entre la Comanche y la vía de la derecha.
La idea inicial era ascender por donde se abrió la vía de su derecha y seguir la diagonal hasta atacar en vertical el resto de la pared.
Como esa vía se abrió antes, para aprovechar el paño de pared entre ésta y la Comanche, se ha optado por equipar el espacio intermedio en su mitad inferior, hace una diagonal menos pronunciada que en el diseño mental original, para atacar después el paño superior en la línea vertical prevista.
La primera chapa se situó muy cerca del suelo para que al bajar, o desmontarla, sea fácil situarse en el pie de vía y no se haga en medio de la selva.
La última chapa se ubicó un poco más baja de lo que a mi me hubiera ido bien. Protege un paso tenso y técnico con agarres de aspecto algo dudoso. Si lo hubiese ubicado donde a mi me iba bien, gente más bajita se hubiera encontrado chapando de esos agarres. De esta manera pueden asegurarse cómodamente y enfrentarse al paso como Dios manda.

Comanche, 6a/a+.
Unos 8 seguros, sin contar reunión de anillas.
Es una vía de continuidad con una sección atlética, no a bloque, en el repecho.
Vía equipada utilizando los paraboles de Fixe, que expansionaron como siempre: unos lo hacen estupendo y en otros empieza a girar toda la pieza y... se acabo lo que se daba. Los tuve que emplear como recurso de emergencia pues Hilti cierra por las tardes en el mes de agosto y tenía estos de Fixe a mano.
La vía fue una sorpresa pues tire la cuerda con la intención de equipar otra. Como no tenía muy claro por donde tenía que descolgarme, al mirar por donde caía la cuerda, me encontré con una paño de pared que llegaba hasta el suelo y decidí darle una oportunidad, y fue una decisión acertada.
La vía podría haber tenido sólo 7 seguros, donde toca, pero un parabol de Fixe no expansionó todo lo que debía, en un paso clave, y creí que debía poner otro relativamente cerca. Es una sección que si la conoces se sortea fácil con un paso largo de presa buena a presa buena; pero si no lo sabes y con unos pies poco claros y algo quebradizos (hasta que se sanee)...
Los primeros metros es donde había roca más fragmentada.
El segundo seguro puede que quedara un poco alto pero hay buen agarre y un pie muy claro para chaparlo.
Se reforzó un agarre con resina por la fragmentación de la roca.
Aunque el tramo central es una rampita que rompe la continuidad entre el tramo inicial y el final creo que la vía tiene su gracia y diría que normalita con una estrella.

Vitrubio (Vitruvio), 6a/a+.
Unos 7 seguros sin contar la reunión de argollas.
Diseño bastante entretenido con una plaquita tirando a técnica en su primer tercio, un segundo tercio de transición y el tercer tercio se inicia con un bombito de movimientos tensos, reposo y acaba en un repecho atlético.
Como suele ser habitual los tramos ramposos rompen la continuidad y permiten un buen reposo entre secciones.
Comparte el primer seguro con la Charmed y la vía que hay a la izquierda de ésta para luego atacar la placa que queda a la derecha.
No ofreció grandes problemas para abrirla sólo que los últimos metros están siempre sucios por la caída de las hojas de los pinos y la tierra acumulada por el paso de los años.

Charmed, V/V+.
Unas 7 chapas sin contar la reunión, que es de mosquetón sobre anclajes químicos y compartida con la línea que sube a su izquierda.
La vía discurre por una fisura-diedro de agarres muy generosos, que en caso de tener caída limpia se podría haber alejado más de lo estándar. La sección más tensa se encuentra entre las dos chapas finales pero no rompe en demasía el espíritu y continuidad del trazado; o sea que de V puede que quede en V+; pero a medida que se vaya saneando igual baja otra vez a V.
La primera chapa es compartida con la vía que sube por su izquierda. Se utilizaron paraboles Fixe en prácticamente la totalidad de su recorrido a excepción de la chapa ya comentada y la última, que es Hilti.
Abrir este trayecto fue una decisión del momento pues ví que entre lo que tenía intención de equipar y lo que ya había a la izquierda quedaba esta fisura-diedro que se podía equipar sin que afectara para nada, o de forma muy mínima, a estas dos líneas.
Ya que este trayecto y el de la izquierda se juntan llegando a la reunión opté por poner los seguros lo más diferenciados posibles para que este trazado molestara lo mínimo al ya existente. El penúltimo seguro lo ubiqué algo más a la derecha de mi intención inicial. Añadí un último seguro (para de éste ya ir a la reunión) pues el último tramo rocoso esta muy sucio de tierra y hojas de pino, y en caso de caída esta sería fea y en péndulo. Hay un par de agarres muy buenos a la izquierda de esa última chapa y no debe haber ningún problema.
El mayor problema para equiparla fue limpiarla, y falta que se vaya repitiendo para acabar de definirla.

Pijus Magnificus, 6a/a+ (6a duro o 6a+).
Equipada con chapas mimetizadas en tierra, 5, y paraboles, ambas del tipo icromatado-zincado, y reunión de anillas de acero inoxidable.
Aunque la vía es corta, tiene tres secciones. Una placa vertical, 3 seguros, con un ejercicio de navegación a base de movimientos técnicos y tensos. Lo mejor de la vía.
Vista desde abajo parece que tendría que trabajarse siguiendo unos agujeros la mar de golosos que se ven; a la hora de equiparla esos agujeros eran más agarres trampa que realidades, trabajándose ese tramo, básicamente, a base de regletas.
La segunda sección es una rampa escaleriforme, salvo tierra y suciedad no aporta nada. Estuve a punto de acabar la vía en ese punto pues no había forma de dejarla con un saneado potable, tal como se limpiaba un trozo se ensuciaba otro.
La tercera sección tiene su gracia, es una mezcla de movimientos delicados y técnicos, de equilibrio, y pasos sobre buenos agarres. Sin ser una maravilla le ponía algo de gracia a la vía.
La vía podía haberse continuado pero el tramo siguiente era herboso y bastante sucio. no hubiera importando si fuera una alpinada, pero los deportivos no suelen escalar con un machete ni con unas tijeras de podar sujetas al arnés.
Es una lástima que la primera sección no fuera más larga, pero es lo que hay.

Vías equipadas (en su globalidad), sus referencias respecto a las ya existentes, y la orientación respecto al grado

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

LA OTRA ACERA.-

Leí este artículo en un diario y el significado vital y cultural del mismo, y la doble lectura que se le podía dar a esa expresión, me hicieron planteármelo como nombre a un vía de escalada. El texto decía lo siguiente:
"En los tiempos de la radio, y mucho antes, paseaban los jóvenes el domingo por la Calle Principal, las chicas por una acera, los chicos por la otra. Incidentalmente, de esta costumbre viene el metafórico insulto de “ser de la otra acera”. Se cruzaban miradas discretas, furtivas, como si nadie supiera que estaban por allí. De vez en cuando algún atrevido cruzaba y hablaba con su elegida, sin arrendarse por las risitas de las amigas. Pero en general, el paseo sólo servía para iniciar un juego de correspondencias, para descubrir atracciones mutuas, para dar base a posteriores acercamientos."
De Luis de Rivera. El Amor Virtual. El Mundo de 14/febrero/2012. pg 51



CRISIS?, WHAT CRISIS?.-

Vía dedicada a un importante grupo de rock progresivo, de escuchas interminables, y que me alegró la vida durante muchos años: Supertramp. Y tomando como referencia el álbum de la portada de humor negro que de paso me permite dar un nombre con segunda o tercera lectura. Hay cada cual.
Supertramp tomó su nombre del libro escrito en 1910 por R. H. Davis “Authobiobraphy of a Supertramp.
No fue un grupo de rock al uso, se creó por mecenazgo y se convirtió en sinónimo de pop elegante. El comodín del grupo fue presentarse como un colectivo antes que como un conjunto de talentos individuales.
En realidad fue un grupo bicéfalo, con dos líderes claros: Rick Davis y Roger Hodgson, hasta la marcha de este último después del LP "Famous last words". ambos cantaban y componían por separado lo que posibilitó que dentro del estilo Supertramp tuvieran cabida mucha variedad de registros y posibilidades

Crisis?, What Crisis? (letras) fue su cuarto álbum y queda enmarcado entre la época de rock progresivo y su época popera, siendo un álbum muy completo con temas pop, sinfónicos, étnicos, blues,...
Se publicó en 1975 y remasterizó en el 2002.
Cómo curiosidad se puede decir que el tema Just another normal day es cantada entre Rick Davies y Roger Hodgson y el tema Another Man’s Woman fue la sintonía de Informe Semanal durante mucho años.
En referencia al título, la imagen de la portada del álbum y las dobles lecturas hay que señalar que en 1973 comenzó la llamada primera crisis del petróleo, que llevó al mundo a una situación de retroceso.
El primer mundo vivía genial gracias a una fuente de energía que salía prácticamente gratis (para entendernos) y los países productores de esa fuente no obtenían el suficiente beneficio económico-social por ello. Y se rebelaron.
El disco publicado en 1975 se convirtió en un icono de esa época.
La portada es una muestra de humor mordaz.
Ironiza sobre la pérdida de valores éticos en tiempos de penuria así como el aislamiento en que se refugiaba mucha gente. La portada trataba de conjugar la aspiración lícita de las personas por tratar de seguir con sus vidas a pesar de lo que ocurría a su alrededor.
La imagen se convirtió de alguna manera en el espejo de unos ciudadanos que no entendían muy bien el juego de poder económico en el que ellos eran parte del trato. Recogiendo unas palabras de Juan Cueto, la Crisis se hizo presente en nuestras vidas y para quedarse: “La Crisis, por su parte, se ha convertido en la materia prima de políticos desorientados, sociólogos sin imaginación, economistas perezosos, escritores sin ideas, intelectuales no reciclados para la complejidad, sindicalistas burocratizados, militares golpistas y periodistas aburridos” (“Mitologías de la modernidad”, Ed. Salvat. 1982)).

JUST A NORMAL DAY
(SOLO UN DIA NORMAL)
R Davis.
Me desperté llorando al amanecer
Miré al cielo
El aire estaba calmado, sin embargo todas las hojas caían
¿Puedes decirme por qué?


Roger Hodgson
Bueno, no sé cuál es la razón
No sé que decirte
Parece sólo un día normal
Y yo tengo que vivir mi propia vida
No puedo perder el tiempo
Porque tú tengas cosas extrañas en la cabeza


R Davis.
Siento que he malgastado cada minuto
Que mi vida es irreal
Y de todas formas, supongo que no he sido valorado
Por lo menos dime por qué me siento así


Roger Hodgson
Bueno, no sé cuál es la razón
No sé que decirte
Parece sólo un día normal
Y yo tengo que vivir mi propia vida
No puedo perder el tiempo
Porque tú tengas cosas extrañas en la cabeza


R Davis.
Come mucho, duerme mucho
Mientras pasas el rato
Tal vez yo encuentre mi camino
¿A quién estoy engañando?
Sí, sólo a mí





  BABIA.-

Babia es una comarca de León que linda con Asturias, un hermoso valle al que los reyes leoneses de la Edad Media se retiraban para cazar y descansar.
Cuando alguien preguntaba por el monarca, la respuesta obligada era “Su majestad está en Babia”. Expresión que ha llegado a nuestros días con un significado diferente, no ejemplarizante.
Estar en Babia hoy en día significa estar alelado, despistado, en las nubes.



LA HORMIGA ATÓMICA.-

La Hormiga Atómica (Atom Ant) fue uno de los dibujos animados que animaron mi infancia y del que tengo un entrañable recuerdo (infantil claro). Hace un tiempo salió este tema en una conversación con un compañero de escalada y su recuerdo me hizo considerarlo como nombre a una vía.
Fue creado por la factoría de animación Hanna-Barbera en 1965 y se convirtió en el superhéroe animado de este estudio, en contraposición al Super Ratón de Terry Toons. Es una minúscula hormiga antropomorfa de cara graciosa y parlante, vestida con un jersey con una enorme A y una casco con dos agujeritos para que salieran sus antenas. Posee una gran fuerza, puede volar, recibir señales por sus antenas,...
Tiene un cuartel secreto, como todo héroes que se precie, y un grito de batalla: ¡ Contra el mal: La Hormiga Atómica!
Estaba integrada en un programa infantil junto con otros personajes como Lindo Pulgoso.
Tuvo 26 episodios propios de corta duración, unos 6 minutos, y es posible verlos a través de Youtuve u otras plataformas.

Es un dibujo animado que dejó imprenta en el colectivo de una generación pues hay unas cuantas asociaciones, de enfoque variado, que se denominan así.



COMANCHE.-

Comanche está dedicada al duo Hermann y Greg, dos creadores muy importantes dentro del cómic franco-belga. De su labor conjunta, la cual se podía leer en España en el Mortadelo Especial (y familia), destacan dos obras, Bernard Prince (1966) y Comanche (1969). Muy similares pues están enmarcadas en un ambiente aventurero pero en realidades temporales diferentes.
Comanche está ambientada en el Oeste, sus historias y el dibujo lo hacen un cómic muy cautivador.

A finales de los 60 Spirou tenía a Jerry Spring y Pilote a El Teniente Blueberry, pero Tintín no tenía una historieta ambientada en el Oeste.
Greg (Michel Régnier) le propuso a Hermann Huppen crear un relato para Tintín ambientado en ese género. Su colaboración se mantuvo durante 10 álbumes.
Comanche junto con Blueberry se convirtieron en los mejores álbumes de cómic dedicados al Oeste.
Para diferenciarlo de Blueberry, sin abandonar los tópicos del género, Hermann y Greg decidieron hacer algo diferente ofreciendo una mayor diversidad y profundidad de temáticas.
La acción se enmarca en torno al rancho ‘666’ o ‘Triple Seis’, regentado por una mujer cuyo nombre da título a la serie, ayudada por Ten Gallons, un vejete de consistencia más aparente que real.
Al ‘Triple Seis’ irán llegando Red Dust, Toby, el vaquero negro, Clem y Mancha-de-luna, el cheyene, que conformarán el núcleo principal de protagonistas. La vida en ‘Comanche’ al revés que otras series del Oeste, donde los protagonistas viajan, incansables, de un pueblo a otro, se centra alrededor del rancho ‘Triple Seis’ y de Greenstone Falls, la pequeña ciudad a la que acuden para aprovisionarse de existencias y cerrar negocios.
Sobre este grupo central, y su camino vital conforme van pasando los años y la llegada del progreso, orbitarán el resto de secundarios que definen y dan profundidad a los protagonistas.
Red Dust asume el rol de cow-boy solitario pero no busca aventuras, sino que más bien busca rehuirlas.

En palabras del propio Greg: “para mí, un héroe es un hombre que tiene miedo, que tiene los mismos sentimientos que cualquiera y que sabe superarlos para hacer lo que debe. Si no tiene sentido del peligro, es un imbécil. ¡Basta de héroes ligeramente rasguñados a los que las cicatrices les sentaban bien! Yo quiero tipos que reciban golpes de verdad”. Todo ello se corrobora claramente en la evolución personal de Red Dust, un personaje carismático, impulsivo y algo visceral en ocasiones, que pasa por todo tipo de estados emocionales y que termina encarnando, de un modo romántico, los ideales del Oeste indómito, aquél que rechaza la llegada de una civilización que acabará de una vez por todas con el sentido de la libertad y de la aventura que las verdes praderas sin dueño y los caballos salvajes representan.
Greg cuidó los guiones y se preocupo por la calidad y corrección de los textos; y Hermann dibujo espléndidamente.

Hermann en solitario es el creador de otra obra capital Le Tour de Bois Maury, donde la palabra Tour juega con el doble significado de viaje físico o de espiritual camino iniciático.



VITRUBIO (VITRUVIO).-

Este nombre está relacionado con Leonardo Da Vinci y uno de sus dibujos más famosos, y que está incluido en el logo del nombre de este blog.
El origen, aparte de la genialidad de Da Vinci, fue el siguiente texto.
En el Renacimiento la antigua idea griega del hombre como medida de todas las cosas salta al primer plano intelectual y el cuerpo humano se convierte en el objeto favorito de este tipo de especulación.
En aquella época las medidas de nuestro cuerpo expresan toda relación y proporción mediante las cuales Dios revela los secretos más ocultos de la naturaleza.
Leonardo Da Vinci se encargó de ilustrar este concepto.
El concepto del hombre como un microcosmos en el universo.
El Hombre de Vitruvio (1490) es un meticuloso dibujo lineal de una figura masculina desnuda cuyos brazos y piernas estiradas encajan perfectamente en los límites de un círculo y un cuadrado. En la cultura popular es un emblema de la figura del genio de Leonardo, impregnado de conocimientos secretos.
La historia es sencilla. El ingeniero grecoromano Vitrubio opinaba en su obra magna Diez Libros de Arquitectura (año 25 aC) que un templo no puede construirse como es debido “a menos que se amolde con exactitud al principio que relaciona los miembros de un hombre bien formado”. Y enumera las proporciones ideales del físico masculino y proponía el precepto de que el cuerpo estirado de un hombre podía encajarse en un círculo y un cuadrado. El círculo representa lo cósmico y lo divino; el cuadrado representa lo terrenal.
El dibujo de Leonardo es una ilustración de las teorías de Vitrubio. Y aunque los conceptos en cuestión son poco sólidos desde el punto de vista científico Leonardo vivió en una época en que los textos antiguos merecían un profundo respeto, y el dominio de sus matices se consideraba signo inequívoco de talento.
Leonardo tuvo que competir con gente de mejor cuna, con mejores conexiones y con credenciales más impresionantes. El dibujo muestra a un impetuoso luchador intelectual que trabajaba sin cesar para demostrar su valla, que se enseñó a si mismo latín para poder estudiar a los pensadores de la antigüedad y posteriormente demostrar su comprensión absoluta de sus ideas mediante dibujos como El Hombre de Vitrubio.
Este fue el principio, luego rebasó sus limitaciones, cuestionando la autoridad de los pensadores de la antigüedad y convierte la experiencia en su guía.
Cuando empezó a estar seguro de sus conocimientos empezó a preocuparse más por registrar con exactitud lo que veía y por seguir sus percepciones hasta sus conclusiones lógicas.

(De Jonathan López. El Fantasma de Da Vinci. El Cultural 16-03-2012)



CHARMED.-

Dedicada a las Encantadas o las Brujitas protagonistas de la serie de TV Charmed; en la onda de Buffy, Embrujada o Sabrina.
Una serie entretenida, desenfada, enfocada en el aprendizaje mágico de tres hermanas cuyas habilidades son despertadas por la muerte de un familiar. Su mayor atractivo eran el contraste entre las personalidades de las 3 hermanas y su manera de vivir y de resolver los conflictos que surgían entre su vida laboral, sus aventuras amorosas y los enemigos que les incordiaban la vida.
La disfruté mucho durante unas cuantas temporadas y pensé que sería bueno pasar esos buenos momentos de entretenimiento a nombre para una vía de deportiva.



PIJUS MAGNIFICUS.-

Nombre relacionado con la película La Vida de Brian. Una historia con la que me lo pase muy bien de principio a final, y que recuerdo con mucho cariño y maldad. Como no quería repetir como nombre La Vida de Brian, pues me trae recuerdos de una conocida línea ubicada en La Riba, pensé en buscar otro nombre relacionado con esa película y que se relacionara de forma inequívoca con el citado film.
Pijus Magnificus es el nombre del amigo de Poncio Pilatos. Hay varios gags relacionados con ese nombre, con el de su mujer, Incontinencia Summa, y con la peculiar forma de hablar de Pijus Magnificus.



=======================================

La Escalada, incluso en su vertiente conocida como deportiva es un deporte de riesgo. Esto quiere decir que su práctica puede conllevar una carga de daño físico de magnitud muy variable.
No hay reglas fijas que determinen el equipamiento de una vía de escalada, ni en cuanto el material empleado, ni en cuanto a la ubicación de las protecciones, ni en cuanto al número de ellas. A pesar de que hay consenso e indicaciones sobre los materiales idóneos según el tipo de roca y cómo disponer los seguros y reuniones, no es obligatorio atenerse a ellos.
Del mismo modo, el grado de compromiso o exposición de una vía varÍan según la concepción de los mismos por parte del equipador, siendo diferentes entre un equipador y otros, e incluso entre itinerarios de un mismo equipador. Aunque es elegante informar de una vía concebida como Expo.
Todo esto para decir que el escalador asume como propia la decisión de acometer o no un itinerario, según su experiencia y valoración del riesgo.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Infierno Húmedo


El infierno, ese lugar…¿caliente y ardiente?.
El infierno es algo más... ¡es húmedo!.
Una humedad agobiante que te va deshidratando poco a poco y te deja atontado mientras los mosquitos, de uno en uno o en grupo, te chupan la poca sangre que te va quedando.
Una buena representación de la troupe, Aram, Magda, Pep, Laura & Arnau, Oskar, Jesús y yo fuimos a escalar a las Penyes de Can Marcer.
De las tres ocasiones que he ido este verano, esta ha sido la peor.
Nada más llegar fuimos atacados por una oleada de mosquitos. Todo el mundo estaba más pendiente de ir aplastado a los alados, entre imprecaciones y exclamaciones de todo tipo, en lugar de prepararse para escalar. Era para filmarlo, pero el cámara contratado para la ocasión decidió que era más importante su salvaguarda personal que filmar, y se dedicó a matar mosquitos también.
Aedes fue el menor de los problemas, una vez Aedes estuvo bien alimentado dejo de molestar, o simplemente nos acostumbramos a su presencia y los ignoramos. Lo que nos machacó fue la humedad.

Pep Micó en Springool

Al contrario de lo diría un ex Molt Honorable: Este día tocaba.
Tres días he venido este año a Can Marcer. este ha sido el peor.
A pie de vía si no hacías nada, salvo respirar, estabas bien. En cuanto empezabas a escalar notabas que la cosa no iba bien ya que los agarres romos y finos eran un problema. Bajabas de la vía empapado en sudor, algunos hasta duchados. Por suerte no fue una repetición del día de la piscina de hace unos dos años.
Además de repelente, a ser posible Trophy, hay que venir con desodorante.
Sea como fuera, sobrevivimos al día hasta que nos exprimió, se podía escalar mientras no tuvieras que apretar de micro, o romos delicados, y hasta dió tiempo de probar lo que eran los deberes del día.

> Alvar Archila, 6b.-
Mientras para calentar se montaban los V+ más agradables del lugar, otros ya empezamos directamente con algo un poco más complicado.
En la siempre tengo dificultades. La humedad estuvo a punto de hacerme coger en una cinta. No sé porque no lo hice, total era una vía para calentar y ya he encadenado este problema unas cuantas veces; también lo he visto cuadrado en otras. Igual era para no sentar un precedente de malas actitudes que pudiera manchar o deshonrar mi actuación en las posteriores escaladas.

Jesús en Alvar Archila

> Satán, 6b+/c.-
Jesús y yo nos dirigimos a las vías que hay a la izquierda, las que son de un largo de unos 40 metros. Hace mucho que no las hago y tengo un buen recuerdo de ellas. Propongo hacer la que se conoce como Satán, que tiene un grado intermedio, para acabar de calentar
Recuerdo que la primera vez que la hice me salió como muy bien y fácil. Hoy se hace valer y por poco me amarga el día. Me paso un buen rato parado en un tramo en el que me cuesta encontrar la secuencia correcta. Toco por aquí y toco por allá (este agarre bueno, éste mejor ni tocarlo) en una sección que no permite una postura de reposo muy cómoda, y la humedad no ayuda a tener la tranquilidad necesaria para estudiarlo bien.
Con un poco de inspiración encuentro la postura salvadora y consigo encadenarla como Dios manda.

Jesús en Satán

Mientras el resto del grupo dedica su tiempo a otras vías bonitas del lugar, Jesús y yo nos encaminamos a la vía problema. Como Jesús es la primera vez que viene a esta zona le da igual una vía que otra, así que la que yo he escogido ya le está bien.

K en Manuel Muñoz

> La Hoz y El Martillo, 7a.-
Dejando aparte el hecho de que la entrada es un poco taquicárdica, de que no le hubiera venido mal otro seguro y de que hay que tener algo de fe (algo de fe en que no se va a romper aquello de lo que estás pillado y te vas a comer el suelo), consigo matizar bastante la línea.
Tenía dos secciones pendientes y ahora sólo queda una.
El problema es que la sección que tengo pendiente creo que es una de esas cuyas maniobras gestuales me superan. Tanto por la capacidad de bloque necesaria (pero con la humedad ambiental es un dato que se ha de coger con reservas) como por las maniobras posturales que hay que hacer con las piernas.
Habrá que darle una nueva oportunidad, un día en mejores condiciones ambientales.
Jesús estudió la vía en el primer pegue y la encadenó en el segundo con mucha autoridad.

Jesús en La Hoz y El Martillo

En el segundo pegue me encontré peor que en el primero, cosas que habían salido fáciles ahora costaban más. Optamos por recoger.
Supongo que a esas alturas, y tras haber aprovechado el día lo que este podía dar, ese sentimiento era generalizado pues al llegar a donde estaba el resto de la peña, estos o estaban recogiendo o ya lo habían hecho.
Tras la escalada, sin contar el litro de agua que bebí al pie de vía luego me bebí cerca de dos litros de líquido: una clara de medio inmediatamente después, lo que bebí en la comida y algo más de un litro adicional hasta la hora de ir a dormir.

domingo, 7 de septiembre de 2014

¿Crisis En La Acera?


Visita por la tarde a la Paret de Cal Beco acompañado por Ernest i Guillem. Ernest ya había visitado el sector Oyoyoi así que nos dirigimos al final de la pared.
Hay de todo: Hay vías largas (bueno unas seis, de unos 23 metros) que aún no he probado, otras que he equipado estas tardes de verano; buen pie de vía, un cartel que nos recuerda cual debe ser nuestro buen comportamiento, muy buena sombra y fresquito.
Vías de continuidad y vías de continuidad puteadas con una entrada a bloque.
Buen tiempo y una térmica sólo desagradable cuando tocaba repetir los pasos duros ya que las manos empezaban a sudar de forma molesta.
Siendo tres tuvimos tiempo de catar casi todas las líneas del sector; de hecho se tocaron todas y alguna quedó para otra ocasión.

> Rototom, 6a+/b.
Línea de continuidad con unos movimientos algo más tensos en su entrada y que deja un buen sabor de boca.

Guillem en Rototom

> Línea 46, 6a+.
Otra línea de continuidad pero diferente del resto, y bien divertida.
Se trata de ir jugando en un diedro con los agarres, en general bastante buenos, que se van encontrando bien en la fisura (mayoritariamente) bien en la placa. Casi al final hay un puntito de discreto desplome y pasos atléticos.

Guillem en la 46

> Crisis?, What Crisis?, 6c.
Entrada a bloque, mientras Guillem y Ernest la resuelven, con algunas variaciones gestuales, y encadenan la vía en su totalidad, yo no me encuentro a gusto a la hora de hacer el lance.
Tengo que recurrir a inventos alpinos para llegar a la barra salvadora.
Básicamente es un paso muy duro.
El resto es navegar por la pared, fijándose por donde están ubicados los seguros, combinando pasos técnicos y atléticos sobre agarres decentes y reposos. Tras el paso a bloque a la reunión la dificultad rondaría el 6a+. Está abierta hace poco y aún hay piezas que se rompen.

Guillem en Crisis?, What C risis?

> Pol, 6b/b+.
Otra línea de continuidad, un pasito algo tenso al principio, buen agarre y algún movimiento largo.

Ernest en Pol

> La Otra Acera, Con A0, 6b+. Sin A0, ?.
Vía con entrada peculiar.
Es posible que la entrada fuera solucionable con una bloque de esos morfológicos, posturales y duros.
Actualmente para entrar hay que acerar y anclarse en la primera cinta; o bien utilizar una caña/palo para poner la primera con la cuerda pasada.
Intento la entrada limpia pero me quedo a unos 3 dedos de la regleta y el pie puesto en adherencia no quiere seguir pegado a la roca.
Entro en vía por la presa picada, que también es un buen apretón.
Cuesta de ver el tercer seguro, hay que subirse un poco y se ve arriba a la derecha.
El resto consiste en navegar por la placa sobre agarres tipo regleta o muy buenos hasta alcanzar el repecho final equipado con alegría.
La vía se saneó bastante de apoyos de pie que iban saltando y algún agarre de manos que también se movió.

> Gimi Hendri, 7a/a+?.
Esta línea también está descompensada.
Sección a bloque de dos chapas, con movimientos nada fáciles y poco claros (aunque desde el pie de vía de otra impresión). Tras este tramo bloquero encontramos la tónica habitual del lugar, repisas separadas por tramos equipados con agarres decentes o muy buenos y pasitos largos y atléticos. Ir haciendo.
Lo bueno del día, aparte de que encadené en el primer pegue una de las vías que tengo abiertas, de las más difíciles que han salido por mi mano en este sitio, es que siendo tres, y ahora que ya se hace de noche cada vez más pronto, entre todos tuvimos tiempo de hacer (alguna probar)6 de las 6 líneas de esta zona. Así quedan pendientes algunas como excusa para otra visitlla.


jueves, 4 de septiembre de 2014

Arinat d'Emocions


Costó lo suyo pero después de un año largo sin escalar en Els Matxos por fin conseguí la adecuada combinación astral para tener un día escalador en esa zona.
En esta época del año lo mejor es venir de tarde.
Eso permitió que pudiera pasar un rato más pegado a las sábanas por la mañana, cosa que mi cuerpo agradeció. Llegamos al parking a las 14.
El sol picaba con fuerza y no se estaba bien. Así que llegar a esa hora garantiza bastante líneas de sombra. Es posible que sobre las 13 h también haya ya suficientes líneas a la sombra para ir calentando..
En lugar de ir al parking recomendado aparcamos al principio. El sendero que hace de pie de vía, y recorre toda la falda de la pared, es bastante llano, y de cara a la vuelta con cadera cargada es más asequible regresar caminando que no subir por el Jepet.

Resulta curioso observar a grupos de escaladores que hacen del día una combinación de escalada y picnic. El mantelito donde el pie de vía lo permite, escalando por un lado y por el otro con la mesa puesta.

Pep en Muntanyes d'Emocions

La propuesta era ir hasta el sector del Sot Dels Matxos, al final de todo, que es donde se ha concentrado la actividad equipadora este año. Tener una idea de las nuevas líneas abiertas y tentar alguna de trazado atractivo y grado goloso que tenía vista del año pasado. Es una zona muy protegida del sol por los numerosos árboles que tiene tanto en el pie de vía como en la cornisa de la pared. Y a la hora a que íbamos a llegar ya haría rato que tendría sombrita.

Antes hacemos una parada técnica en las vías del principio. Unos, José, Isabel, Pep Y Olga para ha hacer los V+ y 6a, y Aram porque quería encadenar La Reina Del Popots, la única vía de esa zona que le queda por encadenar. Él la encadeno a vista y yo me arrastré a vista. La primera vez que la probé tuve los mismos problemas en los mismos sitios, en la entrada y que no me entran los dedos en una fisura.
Lo mejor es montar la primera chapa y salir con la cuerda pasada; los movimientos son de bloque y han puesto una fase para entrar, caerse sobre ella no es lo mejor que le puede ocurrir a uno.

Tras dejar este problema pendiente para mi posterior reencarnación nos dirigimos al Sot Dels Matxos.
De las nuevas excepto una línea, posiblemente 7a+, el resto tienen un dificultad que oscila entre el V+ y el 6b+. Con el lugar estudiado, y valorando el curro que ha habido, nos ponemos manos a la obra.
Antes Aram se atreve con Dr. Who pero ese día se le resiste.

Aram en dr. Who

Entre tanto ya han llegado el resto de compis, que habían apurado las vías cercanas a la Reina Dels Popots, y también coincidimos con el principal equipador de esa zona, Jordi Ricart, que venía acompañado de unos amigos para probar las vías abiertas y acabar de afinar su dificultad. En fin que en un momento nos juntamos allí nueve personas, 4 cordadas.

Mientras unos se dedicaban a dar buena cuenta de los V+ y 6a, Aram y yo nos dedicamos a las un poco más difíciles.

> Pakos, 6b+.
(Es posible que al final la vía tenga otro nombre).
Línea muy peculiar.
Hasta el repecho ofrece una escalada técnica de esas que vas subiendo pero tienes que pensar mucho en cómo moverte, no es nada evidente.
Tras el atlético repecho, que hay que mirar bien, viene la sección de placa aliñada con sus planos y romitos con la guinda de la llegada a la reunión (está esta ubicada en la rama de un árbol), con un aleje, sobre un terreno fácil pero sucio de tierra. Puede que excesivo aleje para el estado del terreno de juego. Si no fuera por la tierra, por el grado en que se vende la vía, este último tramo no debe ofrecer problemas a los escaladores que dispongan de ese grado; pero es factible que repetidores posteriores se encuentren este tramo más protegido.

Jordi Ricart en Pakos

> Drone, 6b (Orientada de 6b+).
Similar a la anterior, pero más sencilla, directa y evidente, y con mejores agarres. Una vez conoces los movimientos no ofrece grandes problemas.

> Arinat, 7a (Orientada el año pasado de 6c).
Dudaba entre Arinat y El Cirerer, al final me decidí por esta vía; me había encaprichado con la línea la primera vez que la ví; ahora ya hacía rato que estaba a la sombra y...
Trayecto bien equipado, tanto por ubicación de los seguros como por la elección de itinerario pues en el tercio final, en lugar de elegir el camino más fácil, han escogido un terreno más vertical y con un juego que mantiene la dificultad de la vía en su globalidad.
Inicio intenso, sobre todo el primer movimiento, y unas cuantas chapas para resoplar; reposo, sección de conti sobre buen agarre y llegada técnica a la reunión, en la que me tuve que esforzar pues veía que la tenía encadenada a vista.
Personalmente creo que es un 6c+/7a, de esos 7a regalados para levantar la moral, y un buen problema que meterse en el bolsillo.

Olga en Muntanyes d'Emocions

Las tardes empiezan a ser cortas. Recogemos antes de las 20 horas pero entre la caminata hasta el parking y que, cosa extraña, se puso a diluviar, llegamos al vehículo que ya era de noche.
Ahora para Els Matxos habrá que esperar que mejore el tiempo a fin de aprovechar todo el día.